27 de septiembre de 2008

Mi papá...

Mi papá es mi héroe. Es increible. Es la persona que más admiro. Es el hombre más bueno que hay.

Es buen marido, hace 37 años que está al lado de mi mamá, en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad y todavía la ama y la mima y la cuida como desde que estaban de novios. La apoya en todos sus proyectos y es su fan numero uno. Les tocaron vivir momentos muy dificiles, una enfermedad de mi mamá, problemas familiares, muchas cosas más y siempre estuvieron juntos, apoyandose, creciendo y aprendiendo, y siempre con respeto, jamás en toda mi vida escuché a mi papá insultar a mi mamá, nunca. Juntos me enseñaron que ser padres no es tarea fácil, y que es importante mantenerse unidos y dar directivas claras y sobretodo dar un buen ejemplo, siempre se pusieron de acuerdo para tomar las desiciones y jamás se contradijeron el uno al otro.

Es buen padre. Siempre se preocupó por sus 5 hijos y si bien es un hombre de pocas palabras, es de miradas profundas y mucho amor y a pesar de que yo me casé hace casi 4 años me sigue cuidando y nosotros vivimos en un departamento que él compró con su arduo trabajo y que nos presta para que podamos crecer como familia. Fue él también el que nos prestó la plata para que pudieramos hacer el ICSI, siempre sin interés y sin fecha de pago, y vale aclarar que cuando se casaron tenían una mano atrás y otra adelante.

Es buen hijo y buen hermano, tiene otros 9 hermanos, pero siempre fue él al que todos buscaban para apoyo y consejos, y es siempre el conciliador en una familia super numerosa y con personalidades y situaciones de vida tan diversas como la nuestra, a ejemplo de mi abuelo, que hoy ya no está con nosotros, siendo tambien ahora el gran apoyo de mi abuela.

Es buen jefe. Sabe que un empleado felíz y tratado con respeto trabaja mejor, siempre tiene tiempo para escuchar y enseñar y todos sus empleados siempre le tuvieron mucho afecto, en todos los lugares en los que trabajó, particularmente ahora que encabeza dos fábricas en Rafaela, provincia de Santa Fe y a donde viaja todas las semanas para poner el hombro siempre que haga falta.

Mi papá me enseñó a ser responsable, (en 20 años de trabajo en un banco soló faltó un día por enfermedad) Mi papá me enseñó a ser paciente, a pedir perdón y a perdonar, a ser buena. Me enseñó la recompenza de hacer las cosas bien (cuando eramos chicos y volvía del trabajo si nos habiamos portado bien, nos daba una "sorpresita" un chocolatito o mantecol que compraba en el tren en la vuelta a casa) Me enseñó a trabajar en equipo, a respetar al otro, me enseñó que no importa quién empieza una pelea, lo importante es no pelear. Me enseñó que las cosas hay que hacerlas bien, aunque nadie nos vea. Me enseñó que la Fe, es una de las cosas más importantes que podemos tener, me enseñó a ir a misa aunque prefiriera quedarme jugando, porque me hacía bien. Me leyó las fabulas de Esopo y de la Fontain, en el Tesoro de la juventud y "...el cuento de las narices frias" y estoy segura que el gran amor que tengo por la lectura lo heredé de él. Me enseñó a resolver una discusión buscando la respuesta en los libros, aunque muchas veces eso significara traer la enciclopedia a la mesa (hoy con san google es más fácil, pero cada tanto todavía recurrimos a la vieja enciclopedia del living). Me enseñó que el "saber" es mucho más importante que el "tener" y que el trabajo y el ahorro son la base de cualquier "fortuna". Me enseñó que es mejor tener hermanos aunque eso significara heredar la ropa en vez de tenerla nueva, tener una sola tele y salir a comer afuera cada dos meses y sin postre, porque no alcanzaba, pero igual nos hacía sentir como de la realeza. Me enseño que siempre hay alguien que esta peor que uno y que no es bueno comparar. Me enseño que a veces se gana y otras se pierde pero lo importante es haberse esforzado.

Mi papá me enseñó gran parte de lo que soy, y gracias a él y aunque para eso tuviera que trabajar 12 hs por día, nunca nos faltó nada. Recibí una excelente educación, y cuando tuve la edad para hacerlo también me ayudó a volar, a tener cada vez más autonomia y a tomar mis propias decisiones, siempre buscando su consejo, pero ya sin necesitar su aprobación. Mi papá es mi papá y es el mejor papá del mundo.

Porqué les cuento esto? Porque mi papá, volviendo el jueves a la noche de Rafaela a Buenos Aires, tuvo un accidente. Venía sólo en la ruta y al esquivar una bolsa a 120 km por hora perdió el control del auto y volcó. Y quería que entendieran porqué cuando recibí la llamada que durante tantos años de viajes temí a la 1 de la mañana sentí que mi corazón dejaba de latir. Y la media hora que pasó hasta que pude escuchar su voz y me dijo : "gordita no llores, que no me pienso morir hasta después de los 80" fue la más larga de mi vida.

La verdad es que mi papá, que es un ángel, tuvo un Dios aparte. Del auto no quedó nada, pero él salió sólo con algunos magullones, un chichón en la cabeza, unos cuantos cortes, las dos manos fracturadas y una contusión pulmonar leve. Por suerte del hospital de Pilar (un pueblito cercano a Rafaela) donde lo atendieron muy bien, con mucho criterio decidieron trasladarlo al Sanatorio Nosti en Rafaela, donde gracias a Dios también, el médico de guardia de la terapia intensiva era un amigo mio que había ido a vivir allá hace un año, y después de hablar con mi papá y quedarme tranquila, el médico me dió el parte médico y me dejó mucho más tranquila todavía, haciendo que darle la noticia a mi mamá, si bien fue terrible, fuera más fácil, y que las 6 horas de viaje hasta allá no fueran una absoluta tortura.

Una vez allá, cuando lo vi y lo vi bien, entero, de buen animo, como siempre, haciendo algun chiste que otro, nuevamente me di cuenta de lo importante que es él en mi vida. Yo tengo la costumbre de siempre decirselo, a él y a todos los que quiero, y creo que es una buena costumbre, pero para mí, mi papá todavía es inmortal, y enfrentarme a la realidad de que podría haberlo perdido me hace valorarlo todavía más.

La sala de espera de la terapia era un desfile de gente, la mayoría empleados que venian a ofrecer su ayuda y a decirnos lo mucho que todos lo quieren y respetan. El celular no paraba de sonar y todos nos dieron muchisimo afecto porque todos los que tienen la suerte de conocerlo, lo quieren. Hoy lo trasladamos a Buenos Aires para que pudiera verlo el resto de la familia, y esta evolucionando muy bien, aunque va a seguir en la terapia un día o dos más. Después vendrá la cirugía de las manos y la oportunidad de devolverle un poco de todo lo que él hizo siempre por mi.

Mi papá nació de nuevo el 25 de septiembre del 2008, a los 57 años enseñandome otra vez la importancia de la Fe y de encomendarse en las manos de Dios a cada instante de su vida. Mi papá es un tierno y cada vez que sube al auto (costumbre que yo también adquirí de tantos viajes que hicimos de chicos) le reza a su angel de la guarda y a San Cristobal, patrono de los viajes, y a la Virgen de lujan. Y yo creo que estuvieron con él mientras el auto daba vueltas en el aire y aterrizaba a 20 metros de la ruta y lo guiaron para bajarse del auto en esa ruta desierta y hacer señas a un auto que justo pasaba por ahi. Hoy vivo en carne propia el milagro de la vida de mi papá y me devuelve la Fe, porque gracias a Dios, hoy puedo volver a decirle que lo amo, que un mundo sin él, no sería lo mismo, que todavía no estoy preparada para perderlo, y que en todo el mundo, él es mi ejemplo, mi héroe, y mi persona favorita.

7 comentarios:

Jess ʚïɞ dijo...

Kickucita, me enternecieron mucho tus palabras, ése amor y admiración a tu papá. Me alegro mucho de que esté bien y que tenga tanta gente querida a su alrededor para reconfortarlo. Te dejo un beso grande.

Patri dijo...

tu viejo es un ídolo. Es un tipo de persona que escasea. Es un ejemplo de padre, la prueba está en que lo amás y reconocés los esfuerzos que ha hecho y hace por tu familia. Tu viejo es un tipazo (a mi me pasa algo parecido con mi mamá) Dale gracias a Dios por haberte dado ese papá tan maravilloso. Un padre lleno de amor recibe amor. Yo siempre pienso eso. Me alegro un monton que el susto haya sido un susto. Tenés papá para rato. Y vas a ver que un dia ponés en tu blog una foto de tu viejo con tu hijo en brazos (acordate).
beso grande grande.

Natie dijo...

kickucita: que susto!. Gracias a Dios que tu papá está bien. Muy emotivas tus palabras en la introduccion. Fuerza y si, nació de nuevo!. Besos, Natie

Is dijo...

Me hiciste llorar!! Por Dios cuantas emociones me hiciste sentir al leerte. Gracias a Diosito tu papa esta bien!! Si, fue El quien lo protegio no lo dudo. Es maravilloso tener un papa asi, somos MUY AFORTUNADAS, el mio tambien es MI HEROE. Aunque suene cursi damele a tu papa un beso de mi parte y que Diosito y la Virgen te lo bendigan siempre y te le den muchisimos anhos mas de vida y salud. Definitivamente padres como los nuestros son muy especiales y dificiles de encontrar, que suerte y que bendicion tenemos.
iS

Gaby dijo...

kickucita que surte que slo fue algo leve, que se mejore pronto.
Beosos

susanita dijo...

Kickucita, llegue a tu blog visitando los blogs de todas mis compañeras de ruta, y ke decirte, tu papa es un genio, tenes la suerte de tener un viejo de oro!!!

Siltro dijo...

Uff no veo nada, tengo los ojos llenos de lágrimas y un nudo en la garganta....es que hace poco mi papá estuvo internado (por otro motivo) en terapia durante un mes.
Y bueno, rememoré el temor de perderlo.
Por suerte tu papá está bien, nació de nuevo como bien decis.
Ahora recen como agradecimiento.
Un beso grandote!!