9 de mayo de 2010

miércoles 5 de mayo 2010

Estoy esperando que me atiendan para la entrevista para un nuevo trabajo en otra empresa muy importante de emergencias médicas. Ya hace más de media hora deberían haberme atendido, pero estoy acostumbrada, Argentina es así. Cada vez que vengo a buscar trabajo como médica y me encuentro con otros como yo, me doy cuenta que es una sensación general. Estamos mal pagos, explotados, y no vamos para ningún lado.

A las empresas lo único que les interesa es que les cubras la mayor cantidad de horas posibles la mayor cantidad de días posibles, para atender la mayor cantidad de pacientes posible en el menor tiempo posible, y facturar, facturar y facturar y no importa si te da la cabeza para eso o no y si Dios no quiera tenés un problema son los primeros en (y perdonen la expresión) abrirse de gambas. No vamos para ningún lado y es inevitable escuchar frases como "quien me mandó a hacer esto..." o " si pudiera me pondría un kioskito" o " ah, es abogado, ese si que la hizo bien..."

Todo eso me hace pensar si eso es lo que quiero seguir haciendo, que porque en vez de decirlo no me busco ese trabajo de 8 a 5 de lunes a viernes, con sueldo fijo y vacaciones que tanto envidio a mis amigas. Y después me doy cuenta de que es porque aunque quisiera, con 30 años y un título de médica estoy fuera del sistema, no me preparé para nada más que para esto y cualquier otra cosa que quiera hacer, fuera de atender un teléfono en un call center, me significa estudio o conformarme con un sueldo que tampoco me alcanzaría en un trabajo que probablemente tampoco me haría feliz.

A veces pienso que mejor me callo y sigo caminando y otras, me pregunto si no estaré haciendo con mi carrera lo mismo que hice con mi matrimonio... y a lo mejor es hora de dejar de decir y empezar a tomar decisiones, estaré intentando evitar lo inevitable?? Si realmente digo que me equivoqué de carrera, no estoy a tiempo de cambiarla? Realmente quiero cambiarla o solo estoy cansada de las condiciones en las que tenemos que hacerla? ainssss, es que acaso eso se puede cambiar?

Un marido millonario, esa no seria una mala opción no? :P jajajaja (como si tuviera tiempo de ir a conseguirlo, jajaja)

PD: me tuvieron más de dos horas y luego de dos entrevistas que me sonaron a mera formalidad me dieron el trabajo...es una buena noticia...entonces porque no estoy contenta?

7 comentarios:

Martin Pannari dijo...

que se yo...
sería un mentiroso si me la diera de sabelotodo y te aconsejaría que hacer y que no.


pero... suerte, en lo que sea

Parezi dijo...

No estas contenta porque es una situación de mierda la q pasaste!
Solo puedo decirte q soy psicologa, así q estoy igual o peor q vos, se q no me equivoque, lo q no me cierra es el sistema... en fin!!
Besotes!

Ceci dijo...

Te entiendo no sabes como! Yo soy abogada y tengo 40 años (recién cumplidos) y siempre me vivo planteando hacer otra cosa. De hecho desde el año pasado que lo estoy intentando. A veces pienso en agarrar cualquier puesto de administrativa, pero la verdad es que no me da, la profesión me limita, además de que cualquier chica de entre 20 a 35 me saca dos cuerpos de experiencia.
Besote grande!

Gaby dijo...

Vamos ku te dieron el trabajo es una buena noticia, igual siempre hay tiempo para cambiar.
Fijate si disfrutas este trabajo y si no a otra cosa mariposa.
Besos

BR dijo...

amiga me siento tan identificada! tambien ultimamente me he replanteado la idea que equivoque mi profesion porque ya no cuadra con mi vida, ya no hay algo que me haga sonreir (profesionalmente)...imaginate he mandado muchas muchas solicitudes para puestos grandes y muy chicos y de ninguno me han llamado...nada...

no queda de otra que trabajar para que mañana sea diferente, hecharle ganas aunque a veces no sabemos de donde sacarlas...te mando un beso!

Maydi dijo...

cada cual mira su propio interés y así como sociedad y pais nos transformamos en islas!

yo también pienso que mejor me hubiera peusto un kiosquito o que m e equivoqué de carrera, con otra menos que comprometida que del ámbito psi. Y no es que haya otras también comprometidas, pero el kiosquero hasta puede atender en patas que ni se lo ve!..


PD: Para las que no pudieron ir el domingo al planetario, en festejo de los 2 años de lucha para que salga la ley de infertilidad, y para los que quieren solidarizarte con esta causa para poder ser padres, bajen la planilla de la pag:
www.sumateadarvida.com.ar
y háganla firmar entre sus conocidos. Luego se envia por correo dirigida a:

teresa minicelli
casilla de correo 119
sucursal abasto C 0013
cp 1413 c.a.b.a

Vamos por las 300.000 firmas que necesitamos!

Natacha dijo...

Hola amiga,
las cosas no siempre son como queremos... y andan mal por todas partes.
Errores, los cometemos todos y siempre estamos a tiempo de cambiarlos.
Manejar los errores y sacarles partido es un buen ejercicio.
Yo, intento estar contenta con las pequeñas cosas... ¡siempre hay alguna!
Un beso, bonita.
Natacha.